castillo maschio angioino

ofertas viajes

Castillo Maschio Angioino

EL Castillo de Maschio Angioino, mas bien conocido como Castillo Nuevo, esta ubicado al otro lado del Molo Beverello, a un lado de la Piazza Municipio, y fue mandado a construir por el rey Carlos I de Anjou. Se le llama Castillo Nuevo, más que nada para distinguirlo de otros castillos que hay en la ciudad, y su nombre Maschio Angioino se le puso en honor a Carlos de Anjou.

Su construcción se llevo a cabo en la segunda mitad del siglo XIII, bajo la soberanía de Angevin, quien encargo el trabajo a los arquitectos franceses Pierre de Chaulnes y Pierre d’Angicourt. Casi dos siglos después, Alfonso I de Aragón deicidio hacer renovaciones y remodelaciones en el castillo, lo que prácticamente significó una reconstrucción total. Este trabajo se llevó a cabo durante primera mitad del siglo XV, y estuvo a cargo de los mejores maestros de las escuelas catalanas y toscanas, quienes dejaron sus huella bien marcadas en la arquitectura del castillo.

Entre los años 1455 y 1468 se construyó el Arco de Aragón, considerado uno de los elementos más perfectos de la construcción, desde el punto de vista estilístico, artístico y arquitectónico. Se le pude definir como uno de los trabajos mas sobresalientes de la arquitectura renacentista, ya que representa una fuerte unión entre el arte de los mejores escultores de la época, y los cánones tradicionales de un típico arco romano, desde donde se ha sacado la idea.

El arco fue construido para celebrar la entrada de Alfonso I de Aragón en la ciudad de Napoles, y su construcción es una compleja estructura consistente en un arco sujetado por columnas Corintias ubicadas a cada lado. Estas columnas sostienen una especie de ático donde se puede ver la representación escultural de Alfonso I haciendo su entrada triunfal en la Nápoles.

Arriba del ático se encuentra un segundo arco, el cual a su vez sostiene un segundo ático decorado con nichos que contienen las estatuas de la Templanza, Fortaleza, Justicia y Prudencia. Por encima de las estatuas se puede observar un tímpano semicircular con una representación de dos ríos, y por encima de estos, la hermosa estatua del Arcángel Michael. Entre los responsables de este hermoso monumento destacan Francesco Laurana, Domenico Gagini, Isaia da Pisa y Pére Johan.

Aunque el castillo fue renovado y modificado varias veces entre los siglos XVI y XVIII, su apariencia actual aun conserva los rasgos del siglo XV, lo que se ha conseguido gracias a trabajos de restauración muy minuciosos llevados a cabo durante la primera mitad el siglo XX.

El castillo Maschio Angioino esta rodeado por un gran foso, el cual solía quedar cubierto por el mar. Se cuenta que muchos prisioneros se ahogaron en el foso mientras trataban de escapar, y que cuyos cuerpos jamás fueron encontrados. A raíz de estos extraños episodios, se realizaron numerosas investigaciones para descifrar que es lo que ocurría realmente dentro del foso, y asombrosamente se descubrió un agujero, por el cual un cocodrilo ingresaba al foso y se devoraba los cuerpos de las desafortunadas victimas. El enorme reptil fue sacrificado y embalsamado, y se colgó en frente de la entrada principal del castillo, donde permaneció hasta mediados .del siglo XIX

En el interior del castillo se puede visitar la Capilla Palatina, una de las pocas estructuras que aún se conservan del Palacio Angevino. Esta capilla también se conoce como Iglesia de Santa Bárbara, y se dice que su interior fue decorado por Giotto, sin embargo actualmente es muy poco lo que queda de aquellos hermosos frescos. En el interior de capilla también se pueden encontrar importantes esculturas de Laurana y Andrea dell'Aquila, como también algunos restos de los frescos de Maso di Banco.

El castillo Maschio Angioino también alberga el Museo Cívico, fundado solo en 1990. Esta situado en el Salón de Santa Bárbara y en las dos plantas superiores a ésta, en el ala este del castillo Maschio Angioino. El museo alberga colecciones de frescos del siglo XIV traídas del Castillo de Casaluce, en la provincia de Caserta, además de otras colecciones del siglo XV, como las que fueron traídas desde la Iglesia Napolitana de Annunziata, pero que no han sido utilizadas durante muchos años. El Salón de Santa Bárbara contiene fragmentos de esculturas de artistas napolitanos, que datan de mediados del siglo XV, tabernáculos obra de Jacopo della Pilla y Domenico Gagini, y estatuas de otros artistas del mismo periodo.

En la segunda planta, una de las atracciones principales es un hermoso panel pintado por un artista napolitano desconocido del siglo XV. También se pueden encontrar trabajos de importantes artistas como Battistello Caracciolo, Mattia Preti, Francesco Solimena y Francesco Jerace.

En esta planta también se pueden apreciar las obras en plata, de las cuales la más valiosa y hermosa es la Bendita Virgen, obra de Giuliano Finelli, un artista del siglo XVII, originario de Carrara. La tercera planta alberga dos obras de arte de Vicenio emito, la Cabeza del Niño y El Pescador.